Las partes

Las partes íntimas están llenas de misterios, tabues y sobretodo, ejercicio de control social.Para los hombres el pene y el culo se convierten en esos espacios de ocultamiento, condicionamientos, y de todo tipo de ejercicios de penalización social. Especialmente las instituciones de control moral, que en últimas quieren amaestras los cuerpos para que estén al servicio del sistema económico, que garantiza la reproducción del capital. Por otra parte, los culos exhibidos, o los penes erectos o no, se vuelven artículos de consumo a través de la pornografía, por su alto contenido de estímulo sexual. Esta es la paradoja, la doble moral de esta sociedad que castiga y estimula el apetito, para que nunca se vea saciado, y para que el negocio de las imágenes produzca cuerpos sobre estimulados, y al mismo tiempo avergonzados. Lo cierto es que el cuerpo del hombre completo tiene esa condición, la de tener partes, que por lo general, las ponemos al servicio del comercio de miradas, que nutren la oferta y la demanda del placer en medio de las frustaciones cotidianas. Pocas veces podemos apreciarlos en el lugar de la expresión, de la desnudez artística, o como instrumento de participación político.

Para algunas personas esa expresión política del cuerpo puede ser agresivo, y en otros casos puede ser cómico y hasta adormecedor. Lo cierto es que el cuerpo humano en general, es el significante primario, es el primer territorio que habitamos, desde donde habitan todos los sistemas de inclusión o de exclusiónsocial. Tiene el gran potencial de afectar, de transformar, hacer pensar, de señalar lo abusdo de los sistemas de vida, de provocar, de proponer, de insultar, o de simplemente producir dolor y/o placer.

El Culo

Uno de los performances más famosos de Colombia fué protagonizado por el profesor Antanas Mocus. Fué en 1993, cuando el profe era el Rector de la Universidad Nacional. En una agitada asamblea estudiantil en el auditorio León de Greiff, el escándalo de los estudiantes no dejaban hablar. El profesor Mocus se bajó los pantalones y le muestra el culo a los estudiantes para captar la atención continuar la actividad académica.

En la curaduría «Desatar pasiones urbanas», el semiólogo Armando Silva sustenta de que este fué un performance muy importante para la transforamación de la Bogotá de finales de los año 90. La curaduría concluye que fué necesario este llamado de atención del profesor, para invitar a toda la sociedad a ver con los ojos de la locura (del culo) y no ver con los ojos de la razón.

Mirar con los ojos de la locura es una manera de decir que es necesario soñar con mundos posibles, con mundos que sean ricos en posibilidades y despegar un poco de la realidad que a veces es repetitiva, monótona y perpetuadora de las estructuras de exclusión. Esta acción simbólica, se ve repetidas veces por Antanas incluso en el Congreso siendo senador, acción que no tiene nada que ver con las bromas de mal gusto de adolescentes norteamericanos.

Como ya lo he mencionado, en el culo es esa parte del cuerpo donde se pone en juego gran parte de las estructuras de poder, desde donde se ejerce la posibilidad de dominar o de ser dominado, tanto en la vida sexual como por fuera de esa dimensión. Gran parte de los imaginarios y esencialismos sobre las comunidades diversas por parte de la sociedad heronormativa, es pensar que todos los homosexuales usan el culo como la única parte del cuerpo para resolver la urgente necesidad de placer.

En la binaria forma de asumir la sexualidad, la comunidad gay o bi, usa la expresión cotidiana de ser pas, act o ver, para señalar no solo lo que se pone en juego en la cama, sino también muchos imaginarios de concebir a una persona como débil, femenino, o inferior. Es como si el pasivo fuera un un grado menor de la humanidad, el menor de edad que, según el mundo machista, define como el lugar del poder penetrador.

El mismo mundo heteronormativo va a buscar quién es la mujer en las relaciones de pareja gay o lesbica, quien es que domina y el que se deja dominar. La vida cotidiana está llena de expresiones que señalan al culo como el sitio de mayor humillación y de debilidad. Conocemos los insultos como el el lambeculos, cacorro, el dedo anular levantado para señalar que a la persona a la que se le muestra le gusta darse dedo. O las historias trágicas de los crímenes de odio, donde el empalamiento por el culo termina siendo una de las muertes simbólicas más atroces en la historia de la crinimalística, que evocan la sanción social por atreverse a romper el límite.

Es divertido escuchar las historias de algunas mujeres que sospechan de sus novios al decir que les gusta que le chupen el culo, en el famoso «beso negro». Y es que este orificio es uno de los sitios del cuerpo con mayores terminaciones nerviosas, que bien estimulado puede producir gran placer, por ello genera pánico entre los machos, porque les puede quedar gustando.

Por eso se puede hablar de la estimulación anal, o la masturbación anal. Toda una industria de juguetes y de suministros sexuales están pensados para que la vida sexual del culo sea muy placentera. Así como se escucha de muchos que al intentar sacar jugo del culo de manera privada, se meten tarros de desodorante, frutas y hasta botellas, que muchas veces generan lesiones y situaciónes bochornosas en la sección de urgencias de los hospitales.

Le escuché decir a un médico muy cercano afirmar que las hemorroides eran una de las enfermedades de los maricas. Afirmación que cae en la inocente forma de exclusión y segregación de quienes se atreven a cruzar el límite entre el pene y el ano, ruptura que significa el riesgo de caer en enfermedades y en desgracias, como bien podría interpretarse.

Otro dijo que el negocio cosmético de la depilación y blanqueamiento anal era uno de los nichos de mercado que ahora mejor explotan los cirujanos plásticos. Que la cera y todos los tratamientos quirújicos para volver a cerar el ano y volverlo más «apretadito» es parte del menú de la industria farmacopornográfica de la que habló Beatriz Preciado.

Gran parte de los modelos que participan del proyecto Pitchfotos sienten confianza con sus nalgas, por que suelen ser grandes y redondas. Pero muchos rechazan la posibilidad de ser fotografiados por que creen que no tienen suficientes nalgas, con afirmaciones como «tiene más nalgas un gato empinado». Como cuando circulan en las redes sociales imágenes de modelos rubios, acuerpados y muy nalgones, habitualmente procedentes de los paises del norte, para hacernos sentir desculados, mestizos y poca cosa.

El tamaño de las nalgas paraciera ser la extensión de un culo, que hace que un cuerpo se vea de una manera….»mejor». Llevando a los delnalgados al infierno de la baja autoestima y verguenza. No es de extrañar que en la Feria del Brassier y solo cucos, el artículo más buscado por hombres y mujeres sean los calzones levantacola, o los que tienen relleno de espuma.

¿Cual es su relación con el Culo? ¿Sabe como lo tiene o solo se limita a limpiarlo despues de defecar y lavarselo medianamente en cada duchada? ¿Ya tiene expeeriencia con el ano? ¿lo obligaron de manera dolorosa a recibir el pene en algún momento? ¿Ya aprendió a que cualquier sexo anal debe ser siempre muy placentero? ¿Siente que dios y la sociedad en general lo van a castigar por meterse con esa parte del cuerpo que la naturaleza ha diseñado solo para las cosas mal olientes y escatológicas? ¿Se lo ha fotografíado, o se lo ha visto con espejo, como las mujeres hacen con su vulva? Si es hombre ¿ ha sentido la necesidad de sentirse poseido, y experimentar el dolor/placer que se siente un pene, un dildo o lo que sea, y sentir esa sensación de roce cuando entra y sale, en un masaje que puede extenderse hasta la próstata? ¿Sabe que por allí se encuentra uno de los puntos de mayor placer del cuerpo humano? ¿Si el culo fuera un sitio de resistencia política, qué tipo de imágenes produciría con su propio culo?

¿Para vos qué significa ver con los ojos de la locura? ¿ Cual sería la imagen que propondrías desde el culo para cuestionar la estructura heteronormativa o las estructuras de gobierno mafioso, machista, sociópatas, corrupto, homófobo, transmófobo, misógino, androcentrista, militarista, colonialista, excluyente, racista, militarista y criminal?

Publicado por pitchfotos

Comunicador y Maestro en Estudios Culturales. Gestor de la cultura vallecaucana y de los procesos contemporáneos decoloniales. Ambientalista, indigenista y activista LGBT. Fotógrafo y semiólogo de la imagen.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: